Artículos

Precauciones en el uso de Aceites Esenciales – Cítricos

Existen algunas precauciones para el uso de Aceites Esenciales. Es lo primero que se debe conocer. Comenzaremos hablando sobre el uso de los de cítricos.

Si no se tienen suficientes conocimientos lo mejor es seguir la indicación de uso al pie de la letra, ya sea dada por un terapeuta, por una fuente confiable de información (podría ser un libro o sitio web especializados en Aromaterapia) o las recomendaciones de uso del proveedor.

Los tan buscados aromas cítricos: nos agradan tanto a nosotras como a niños y a hombres. Irresistibles, casi dan ganas de comérnoslos, pero por favor no lo hagan y tengan en cuenta que deben mantenerse alejados del alcance de los niños, y si se aplican en piel deben estar diluidos previamente, NO los uses puros y que NO te dé el sol luego de utilizarlos. Sea o no una obviedad, ya que estamos con las precauciones, recordemos también que los aes NO deben jamás entrar en los ojos, si sucediera esto por accidente debería limpiarse lo mejor posible con aceite vegetal (nada de agua por que podría agravar el problema) si con eso no mejora se debe buscar atención oftalmológica.

Así que, para recordar:

  • Si usaste una mezcla que incluye aes fotosensibilizantes NO te expongas al sol, ni cama solar, ni ninguna fuente de calor en exceso o de rayos UV (por ejemplo: una fogata con amigos y ponemos las manos arriba del fuego toda la noche, también cuenta como fuente de calor).

Cuáles: AE de Bergamota, AE de Limón, AE de Pomelo, AE de Naranja, AE de Lima, AE de Mandarina.

Algunos Aceites Esenciales que no son de cítricos y ciertas tinturas madres también pueden ser fotosensibilizantes, por eso se recomienda que al adquirirlos se lean las especificaciones del mismo.

En caso que fuera necesario utilizarlos durante el día, preferir aplicar en las zonas que permanecen cubiertas por la ropa o protegidas con un bloqueador solar o protector con FPS alto así minimizar los riesgos, además de que generalmente diluciones bajas (inferiores al 1%) son suficientes para su uso y en éstas proporciones no presentan inconvenientes.

Podremos evitar el sol muy fácilmente empleándolos por la tarde/noche, sobre todo en los cuidados faciales, y aprovechar la vía olfativa en cualquier horario ya que estos aceites tienen un gran impacto mental/emocional, por ejemplo: son anti-estrés, relajan, alegran, calman la ansiedad y el nerviosismo, y particularmente el de mandarina ayudará en problemas de insomnio, todo esto se puede notar simplemente usándolos con un difusor de aromaterapia u hornillo.

 

Romina V. Formiga.
Terapeuta profesional en Aromaterapia. Miembro de AADA.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *